Disponer de un jardín, terraza o balcón está marcando la diferencia durante todo el 2020, en especial para las familias con niños. Como consecuencia de la crisis sanitaria y el aumento de horas que pasamos en casa, muchos se han percatado del aliciente que supone la jardinería.

Más allá de ser un pasatiempo o entretenimiento para los más pequeños (que también), la jardinería tiene beneficios en su salud y felicidad.

¿Quieres conocer cuáles son y por qué? Te los descubrimos en las siguientes líneas.

Cómo beneficia la jardinería en la infancia

Hasta en los escenarios más caóticos, tiene efectos ventajosos en los niños.

Según la investigación científica, la jardinería influye en la infancia de las siguientes maneras:

  • Les ayuda a consumir de forma voluntaria más frutas y verduras, por lo que su alimentación es más saludable.
  • El contacto con el barro y la tierra mejora su sistema inmunológico. Aunque hay algunos microbios que pueden causar enfermedades, la mayoría de ellos nos previenen de ellas al desarrollar un ecosistema microbiano personal.
  • Como los niños reciben estimulación natural, esta combate el estrés y el cansancio a la vez que mejora la concentración y la autodisciplina.
  • Es una de las pocas actividades que se pueden hacer desde casa y no son sedentarias. Así, es una ayuda para quemar energía extra.
El impacto positivo de la jardinería en el desarrollo de los niños

Y más allá de los beneficios relacionados con la salud, también promueve su felicidad. Les ayuda a tener un proyecto e incluso ser encargados de cierta planta o zona les da autonomía.

De esta forma, ellos ven el resultado de sus cuidados cuando la planta crece. Pero más importante aún, usan todos sus sentidos y se sienten conectados a la tierra.

La jardinería tiene efectos positivos en pequeños y mayores. Si quieres empezar tu proyecto de jardín, comprar herramientas o elegir las flores más radiantes, ponte en contacto con Garden Ventura.

Contactar