El calor extremo, más propio del verano, ha venido de golpe. Ahora la preocupación por tener fresca la casa y el jardín ha incrementado mucho. Hay soluciones como las pérgolas, pero hoy nos centraremos en el césped artificial que está expuesto.

Ni siquiera estas temperaturas tan altas, que han alcanzado los 37 ºC en la provincia de Barcelona, puede deteriorar el estado del césped artificial. Este está tratado específicamente para resistir la acción de los rayos UV.

Sin embargo, es natural que aumente de temperatura considerablemente, como ocurriría con cualquier otro material… (¡hasta pasa con la arena de la playa!). ¿Hay alguna forma de reducir su hipertermia? Sí, y te contamos cómo a continuación.

La forma de disminuir el calor del césped artificial

Ya que el calor no solo es incómodo sino que puede ser dañino para pieles sensibles, como la de la planta de los pies y las patitas de nuestras mascotas, compartimos un truco.

Lo que funciona de verdad es dispersar arena de sílice, es decir, cristal de cuarzo. De forma natural, este material absorbe el calor. Por lo tanto, es una solución excelente para disminuir la temperatura del césped artificial.

A pesar de que hay que tener en cuenta que tiene un efecto preventivo, o sea que debe extenderse antes de que el césped artificial queme. Esta sugerencia sirve incluso si el calor va a ser intenso y se prolonga a lo largo de muchas horas.

Aún así, se aconseja pasar la manguera para regar de forma moderada y mantener la superficie fresca durante más tiempo.

Cómo mantener fresco el césped artificial ante calor extremo

Este artículo ya publicado de nuestro blog responde a algunas de las dudas más habituales con respecto a esta solución de paisajismo.

En Garden Ventura somos especialistas en la venta e instalación de césped artificial.

Si deseas obtener más información, contáctanos.

Contactar